martes 23 de mayo 2017 | 05:01

De mí bitácora: versos áureos de Pitágoras

Opinion, Néstor Julio González Dí­az | lun, 17-abr 09:19 Por: Néstor Julio González Díaz

1 de 2

Observamos una sociedad degradada, esto nos impulsa revisar nuestra bitácora. 1953. Villa Bagatelle. En la biblioteca abro el libro Pitágoras. El escenario griego cuyos filósofos se dedicaron a la enseñanza para vivir bien, que los siglos la presentan muy necesaria. En estos apuntes estoy en la ciudad de Crotona donde el maestro Pitágoras quien ya había llegado a mi mente en el año 1942, curso séptimo escuela primaria. Con su  teorema: El cuadrado construido sobre la hipotenusa de un triangulo rectángulo equivale a la suma de los cuadrados construidos sobre los lados del ángulo recto.

 

Pitágoras al compas de la Lira recitaba los versos. Manera única de enseñar. Hierocles discípulo de Plutarco en Atenas, recupera los versos y le agrega comentarios.

 

Verso: Respeta el juramento y, después, a los héroes. Todos están provistos de bondad y luces alrededor.

 

Comentario: El juramento es el respeto a las leyes divinas. Los héroes enseñan a amar y nos ayudan en nuestro sendero hasta la mansión celestial.

 

Verso: Sobre todo honra a tus padres y a tus parientes más cercanos.

 

Comentario: Si es bello obedecer a Dios, es igual obedecer a los padres. Esta obediencia busca un fin mismo: la ley de la virtud y pagar el tributo que la naturaleza exige.

 

Verso: En lo que concierne al resto de la humanidad, nunca dejes de buscar la amistad de todos los que se distinguen por su virtud.

 

Comentario: el verdadero amigo representa el mayor privilegio, el tesoro mayor que la vida puede ofrecernos. Por eso las sociedades Pitagóricas son las que más altamente han valorado la amistad.

 

Verso: Nunca dejes de prestar atención a sus buenos consejos y coge ejemplo de sus acciones virtuosas y prácticas.

 

Comentario: Todo lo mejor que poseas debes entregarlo en bien de la comunidad. Recibe con dulzura las insinuaciones sabias de los amigos, entrégalas a  los demás los verdaderos bienes que son tuyos. Las riquezas, la gloria y nada debe crear la desunión. Nunca juzgues a los amigos con rigor fuerte.

 

Verso: procura no odiar a tu amigo, siempre que te sea posible, aunque lo has visto en una falta pequeña.

 

Comentario: respeta la justicia en tu propio criterio y el de los otros, hasta no importarte los que te traten injustamente. Ponle a la amistad toda la categoría moral que se merece.

 

Verso: No olvides que el Poder suele ser vecino de la necesidad.

 

Comentario: El que dicta las leyes es reconocido como el Poder. Éste  es más viejo y experto que tú, entonces conoce lo que él, nosotros y tú necesitamos. Antes de dudar sus decisiones. Date cuentas que él supo enfrenarse a sus propias dudas.

 

Verso: No realices nada malo, ni aunque estés en presencia de otros o estés en la más absoluta intimidad.

 

Comentario: Jamás al estar solo ha de cometer actos indignos. Y nunca la sociedad debe arrastrarse  a perdonar fácilmente tus propias falsas.

 

Vuelvo a la terraza y don Félix Benítez me pregunta que leí. Le hable de Pitágoras. Don Félix expresa: el sabio de la matemática. Creo recordar sus versos Áureos. Te diré si realmente los recuerdo.

 

 

El autor es vicealmirante retirado de la Armada Dominicana

El lector acepta todos los Términos de Uso y las Políticas de Privacidad de DominicanosHoy.com. Las opiniones son de los lectores; DominicanosHoy.com no se compromete por los mismos. No permitimos se difame e injurie a ninguna persona por este medio y nos reservamos el derecho de publicar u omitir cualquier comentario.